mi-barriga-en-el-aguaEn mi primer post conté un poco sobre cómo empezó este maravilloso viaje, pero en esta oportunidad mi embarazo será el protagonista absoluto!

Teníamos unos cuantos meses planeando tener un bebé, en la primera oportunidad que tuve una falta me emocioné pensando que ya lo habíamos logrado pero después de tres pruebas de embarazo (dos de farmacia y una de orina) me di por vencida y entendí que aún no era la hora.

Para el mes de noviembre tuve otra falta, en mi mente era de cinco días pero luego de consultarlo con mi hermana y sacar bien los cálculos, me di cuenta que era de 15 días, así que envié a mi esposo a la farmacia para que comprara una prueba…. La farmacéutica le dijo que aunque saliese una franja muy clarita era positivo… Y así fue, dos franjas: una muy oscura y otra mas claritafoto-prueba… nos dieron la noticia… Estábamos embarazados!

Ese mismo día fuimos a urgencias para que certificaran mi estado. La doctora que estaba de turno, me hizo el chequeo y confirmó que ya mi útero se estaba preparando para recibir el embrión… No aguantamos y saliendo de allí le contamos a nuestros padres y hermanos que la familia crecería!

Recuerdo que los días desde el chequeo de urgencia hasta la cita con mi gineco-o
bstetra pasaron muy lento, pero finalmente llegó el momento en el que me confirmaron que efectivamente estaba embarazada de unas seis semanas y media… En la segunda cita pudimos escuchar su corazón… latía muy rápido (cosa totalmente normal)… ha sido el mejor sonido haya escuchado jamás…

foto anuncio embarazoEl 31 de diciembre cuando ya tenía 11 semanas en la barriguita decidimos anunciarlo a todos nuestros amigos… los buenos deseos  nos llenaron de mucha ilusión!!!

Durante el primer trimestre no me sentí mal en ningún momento, realmente tuve un embarazo bastante tranquilo, mi mayor síntoma fue la acidez, desde el día uno hasta el día en que nació mi pequeñín sufrí con ese malestar, mi humor también se vio afectado, cualquier cosa me molestaba y terminaba pagándola siempre con mi madre.

Para el mes de febrero justo en la semana 16, el bebé se dejó verTendríamos un varón!!! Aunque en un inicio yo quería una niña me dio mucha ilusión que fuese un varón porque sabía que mi marido disfrutaría un montón jugando con él y que yo iba a tener a dos caballeros cuidándome para toda la vida.IMG_5338

Llegó el momento de decidir el nombre… Lorenzo fue nuestra primera opción, aunque también pasaron por nuestra cabeza Luca, Massimo, Rodrigo, Alonso.

Para ese mismo mes de febrero, logré sentir por primera vez a Lorenzo, no se puede describir con palabras lo que sentí en ese momento… Fue maravilloso! Y desde ese momento me dediqué a sentirlo, a convivir con mi bebé… Cuando me bañaba hablaba con él, cuando me acostaba hablaba con él, cuando estaba sola en cualquier momento hablaba con él. Solía ponerle música en la barriga de todo tipo, en Spotify hay listas de reproducción especiales para bebés, hay versiones de muchas canciones en nanas, cada vez que se las ponía se movía como loco! Le encantaba Sugar de Maroon 5!

Lo único que hacía en mis tiempos libres era buscar información sobre cochecitos, ropa de bebé, cambios en el embarazo, me afilié a cuanta página de embarazo encontré, entre todas las que busqué la que más me gustó por toda la información que meEco-4D daba fue BabyCenter, es una aplicación que semana a semana me iba comentando los avances de mi pequeñín, todos los sábados cuando cumplía semana me despertaba con muchísima ilusión leyendo la información que me daba esta aplicación.

Para el mes de marzo fuimos a una feria de las tanta a las que me apunté y nos ganamos una sesión de Ecografía 4D…. Pudimos ver a nuestro Lorenzo perfectamente… su carita, sus manitas.. todo tan hermoso!!!

Dentro de los cambios corporales que tuve los más notorios fueron la coloración en algunas partes de mi cuerpo como las areolas, las axilas, la línea alba y el cuello, y el aumento de peso, desde que me enteré que estaba embarazada nunca más metí la barriga… Ya no tenia unos kilitos de más, estaba embarazada!

yo-barrigona-piscinaMe sentía genial, guapísima… me ponía ropa pegadita para que mi panza se notara. El cabello lo tenía como nunca… realmente el embarazo me sentó fenomenal.

Fui fanatica de los batidos de fresa con refresco de avena y de las arepas (comida típica venezolana)

Mi panza creció muchísimo, desde que me enteré que estaba embarazada empecé a untarme crema en la barriga, en las piernas, en los brazos, en las caderas. Hacía una mezcla de aceite de almendras con la crema más pastosa del mercado, pasé todo el embarazo sin una sola estría, pero justo tres semanas antes de dar a luz me salieron en la barriga y en las caderas…. Por eso soy de las que digo que las estrías van a depender de la piel de la mamá, no se previenen, si tu piel es propensa a tener, las tendrás.

De ropa de embarazada compré lo elemental, unos cuantos pantalones y alguna que otra camisa… porque al final compré ropa talla L que me iba genial.

Entre mayo y junio armamos su habitación… que ilusión mas grande!!! Dicen cuarto-Lorenzoque cuando está pronta la llegada del bebé se nos despierta el “síndrome del nido”… totalmente cierto… yo parecía una pajarita arreglando el nidito de su pichón… todos los días hacía algo, pasaba ratos en su cuarto haciendo cualquier tontería.

Hice mis clases de preparación al parto, estaba preparadísima… entre las respiraciones, los ejercicios del suelo pélvico y las clases de lactancia ya estaba lista para que mi pequeñín llegara. A partir del sexto mes empecé a tener las contracciones de Braxton Hicks y me asustaron un poco, pero como había leído que era totalmente normal logré controlarme.

Lorenzo desde el inicio fue más grande de lo que debía, siempre tuvo dos semanas de más de lo que le correspondía… Aunque tenía fecha para finales de Julio, sabía que no llegaría para esa fecha… Iba a dar a luz a inicios de ese mes.

Llegó Julio y yo estaba genial, trabajando perfectamente, Lorenzo estaba instaladísimo en su barriguita… nada que aparecía algún indicio de que quisiera nacer… así que mi Dra. decidió inducir el parto… Lorenzo llegaría el 14 de Julio.

Y llegó el día… la noche anterior me había dado uno de esos baños larrrrrgosss, de los que sales con todo arrugadito… me arreglé el cabello, mis uñasestaba preparada para mi gran cita!!! 

Debíamos estar en el hospital a las 9:00am… y yo-en-hospitalallí estábamos como dos claveles… super nerviosos y con muchísimas ganas!!!

Ya lo que pasó en esas casi 15 horas se lo contaré otro día… en un post especial sobre el parto… literalmente.. UN PARTO!

Gracias por leerme… Espero lo hayan disfrutado tanto como yo… Recordar es vivir!!

Nos leemos prontito!

La mamá de Lorenzo.

Anuncios