Ohh mi cabello!!!

Ohh mi cabello!!!

Durante el embarazo sentí que tenía un pelazo… luego supe que era porque durante esos 11018345_10152758821791207_4653462044037740438_nmeses los niveles de estrógeno aumentan en gran cantidad y así generan ciertos cambios que favorecen nuestro cabello, como por ejemplo: fomentan el reemplazo de las células del cuero cabelludo así como también disminuyen la secreción sebácea, era por eso que sentía que tenía una melena súper abundante y brillante!

Sin embargo, después de dar a luz, los niveles de estrógeno disminuyen de repente, el cabello se me cae a montones y ha perdido mucha fuerza, el estrés generado en el parto ayuda a agravar esa caída y después del primer trimestre del nacimiento que es cuando se sienten los efectos de la disminución de los estrógenos la caída de cabello es mucho más fuerte!!!

caidacabello-caidacabello-7142Para poder convivir con esta situación y tratar de que no seatan fuerte hay tres aspectos que debemos tomar en cuenta:

Lo que comemos: tratar de aumentar la ingesta de frutas y verduras, así como la carne, el pescado, los huevos, legumbres y vegetales verdes, que aportan un componente elemental de la keratina, que es la proteína principal de las células de los folículos.

El descanso: debemos evitar situaciones de estrés, tanto físicas como emocionales

Los cuidados: se pueden buscar productos que contengan vitaminas, aminoácidos y extractos vegetales que ayuden al crecimiento del cabello.

A mi particularmente además de la caída, se me ha puesto excesivamente grasoso, por lo que estoygarnier-champu-arcilla-y-limon-original-remedies-cabello-graso-1-18065_thumb_314x309 copia usando un champú para cabellos grasos, que me ha parecido fenomenal, es de la línea Original Remedies de Garnier… Y para la caída suelo darme masajes en el cuero cabelludo cada vez que lo lavo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. El Pollito Mamífero dice:

    Yo ya sabía que esto sucedía en el posparto tardío y cuál fue mi sorpresa con Pollito cuando lo empecé a notar al mes de parirlo. Y me veo por el mismo camino en este posparto.
    Menos mal que las rastas no se caen tan fácilmente jejjej

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *