Yo amamanto!

Recuerdo que en los primeros días de mi embarazo, cuando estaba como loca comprando revistas e investigando sobre todo lo que nos venía, lo que más me llamó la atención y a su vez lo que más me asustaba (incluso más que el momento “parto natural”)yo embarazada3 era amamantar… El hecho de no saber si lo haría bien, si “tendría leche”, si sería difícil, si me iba a doler… Esa típica angustia que tiene cualquier mujer que desea dar teta…. Sí, dejémonos de tontería… Teta, teta, teta, teta!

Una gran amiga lo primero que me dijo fue: “Felicidades, cuando estés mas cercana a la fecha del parto, avísame para darte toda la información para que amamantes, porque Déborah.. tú vas a amamantar!” Si, si y si.. yo iba a darle teta a mi hijo…

Entonces empezó la búsqueda mas exhaustiva de la vida… leí como loca sopotocientos artículos de revista, vi un pocotón de videos de técnicas, seguí en las redes sociales a todas las usuarias que tenían algo que ver en el tema (la que mas me gustó fue @verdelicius, una doctora pro lactancia que con mucho sentido del humor aclara las principales dudas que tenemos las mamas), leí libros sobre el tema, el mejor de todos es Un regalo para toda la vida del Pediatra Carlos González, que para mi es una eminencia en el ámbito de la crianza con apego.

Llegó el día en el que nació mi pequeñín, y después de unas 12 horas de trabajo de parto que terminaron en el quirófano con una cesárea (en otro post contaré sobre el nacimiento de mi Lorenzo) y de unos 70 minutos interminables de recuperación logré sentir por primera vez la piel de mi bebe y lo segundo que hice al tenerlo en brazo (lo primero fue besarlo, llorar y darFullSizeRender (3)le gracias a Dios), fue pegármelo al pecho… Era lo que en todos lados recomendaban, una vez tengas a tu hijo en brazos, debes pegártelo inmediatamente… Y ahí estaba yo (y mi esposo), admirando la maravillosa y sabia naturaleza… Lorenzo fue directo a mi pecho, a comer!

Sin embargo, yo notaba que el gordito no comía y solo lloraba y lloraba… luego de varios intentos llamamos a las enfermeras y me dieron una de las noticias mas fuertes de todos estos 7 meses: “es que tu no tienes pezón”… ¿Cómo que no tengo pezón? ¿Qué esto que ocupa la mitad de mi teta?… “Es que lo tienes muy plano y el niño no te lo va a coger así, deberás ponerte esto” Y en ese momento me dieron una pezonera… Y santo remedio!!! (ojo.. hay otras opciones cuando no tienes el pezón protuberante, lo mejor es no usar pezonera) Allí se pegó como un corronchito a mi pecho y hasta el sol de hoy no lo ha separado nadie! (y que no se atrevan a hacerlo)

Durante estos 7 meses hemos tenido de todo un poco… ahora que ya han pasado y hemos pedido ayuda e investigado sabemos que son cosas normales y que a todas las mujeres que amamantan les suelen pasar…. Te cuento las cuatro cosas mas fuertes por las que pasamos:

agarre-fotoGrietas, que se originan por una mala posición del niño en el pecho, solo se curarán cuando esté mamando de manera correcta, NO debes dejar de darle pecho… Así estés botando sangre, debes seguir dándole teta.

Brotes de crecimiento, barra libre de leche todo el día y la noche, en los que yo juraba que algo le pasaba, que era imposible que pudiese estar comiendo literalmente todo el día. La solución era tenerlo en el pecho, que comiera todo lo que quería y necesitaba. Es totalmente normal y suelen pasar varias veces durante los primeros 9 meses del bebé.

He tenido los pechos gigantes y durísimos por la subida de la leche, pasa a los 2 o 3 días de nacido el bebé, es normal, para masajes para mastitiscalmarlo debes aplicarte sesiones de frío-calor y masajes antes y después de cada toma. Los masajes son en sentido al pezón, desde el inicio del pecho al pezón, obviamente sin hacerte daño….

Y para colmo, usé pezonera hasta los 4 meses de mi gordito… intenté quitársela en varias oportunidades pero como que él heredó la misma paciencia que yo tenía al momento de verlo llorar… así que optaba por dejársela… Hasta que una noche, probé en darle la teta acostada y sin ella.. y taránnnn! Desde ese momento ya no soy una mamá biónica!

Lo más importante es:

– Desde el momento 0, es decir desde que te traen a tu bebé después de nacido, lo mejor es estar con el… ofrecer el pecho a demanda… cada vez que pida, cada vez que tu creas que necesita, en todo caso cuando no quiera, no lo tomará y listo!

– No hay formula secreta ni bebidas milagrosas para producir mas leche, lo único que te ayudará a producir más leche, es poner a tu bebé al pecho, mientras mas mama, mas leche tendrás.

– Hasta que la lactancia no esté bien establecida (unas 6 semanas después de nacido), lo mejor es no ofrecer ni biberón ni chupón… porque puede generar la famosa “confusión del pezón”

Amamantar es la cosa mas hermosa y perfecta de la vida, es un momento de total conexión con tu hijo y la gran mayoría de las mujeres pueden hacerlo… Según el Dr. Carlos González es más probable ganarse la lotería que sufrir de la hipogalactia (baja producción de leche).

Así que confía en ti, en tu poder de mamífera, en el bien que le estás haciendo a tu bebe y listo!

Escucharás muchas cosas… Lo mejor es que leas e investigues por ti misma para que sepas lo que es bueno para tu bebe y lo que no… Incluso esto que aquí te cuento, porque ha sido mi experiencia personal… y tu tendrás seguramente otras cosas que contar!

Siento mucho haberme extendido tanto… Es que este tema me apasiona muchísimo… Así que aquí estoy, para cualquier inquietud o duda que puedas tener en este sentido!

Un placer escribirles de nuevo…

Feliz inicio de semana, nos leemos prontito!

La mamá de Lorenzo!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *